Depilación láser vs depilación IPL

DEPIACIÓN LUZ PULSADA

No quieres oír hablar de los tirones de cera ni de un rasurado que solo te dura unos pocos días. Lo tuyo es la depilación definitiva. Pero, ¿cuál? Cada vez son más las mujeres que dejan atrás los métodos de depilación más tradicionales. A la vez, surgen dudas sobre si el láser o la luz pulsada son el mismo procedimiento o cuál de ellos es más efectivo para eliminar el vello para siempre.

Por todos los beneficios que reporta: versatilidad, amplitud de onda, seguridad, indoloro… puedo decir, sin duda, que la depilación de luz pulsada (IPL) es más ventajosa que la depilación a láser.

Aún así, quiero comentarte tanto las diferencias como las semejanzas entre ambos procedimientos para que tengas toda la información antes de decidir cual es el más adecuado para ti.

Semejanzas

  • Tanto el láser como la luz pulsada basan su tratamiento en el mismo concepto conocido como fototermólisis selectiva. Este sistema usa impulsos luminosos que son absorbidos por la melanina del pelo que lo transforma en calor, haciendo que el folículo piloso se atrofie y deje de producir vello.
  • Ambos casos son considerados depilación definitiva ya que progresivamente, el vello deja de producirse hasta que se elimina prácticamente por completo.
  • Ninguno produce daños en la piel. Para ello se debe realizar un estudio personalizado previo al tratamiento para determinar el fototipo del paciente. Por supuesto, debe realizarlo un profesional que te aconseje cual es el método más adecuado para tu caso.
  • Vas a necesitar varias sesiones en ambos tratamientos ya que se únicamente se actúa sobre el folículo en fase de crecimiento y esto ocurre en diferentes ciclos. Por supuesto, tendrás que realizarte alguna sesión anual a modo de recordatorio.
  • Antes y después de las sesiones, requieren los mismos cuidados y precauciones: no usar otros métodos de depilación que impliquen eliminar el pelo de raíz, no exposición solar y mucha hidratación.
  • Pueden usarlo tanto mujeres como hombres.

Diferencias

A pesar de que inicialmente pueden parecer lo mismo, la tecnología utilizada es muy diferente:

depilación definitiva

Láser

  • El tipo de onda que realiza va en una sola dirección. La luz producida es de un solo color. Para entenderlo, es como si fuera un puntero. Por tanto, el láser es más preciso al atacar un folículo por disparo.
  • Existen diferentes tipos de láser según el tipo de piel, el color del vello. Por tanto, puedes buscar el centro en el que usan el tipo de láser que necesita tu piel. Esto puede ser un inconveniente ya que no todos los centros disponen de todos los tipos de láser del mercado.
  • Más efectivo para pieles más claras y con pelo oscuro.
  • Más caro que la IPL.
  • Más molesto que la IPL sin llegar a ser doloroso. Recuerda que puedes aplicar un poco de crema anestésica para aliviar esas molestias.

IPL

  • Crea ondas de diferentes longitudes y direcciones. La luz que produce es de diversos colores. Es similar al destello que produce una cámara de fotos con flash. Así pues, podemos entender que abarca más superficie de piel por disparo.
  • Esta condición permite que el número de sesiones sea menor que con la depilación láser.
  • Al ser una tecnología tan versátil, puede ajustarse un mismo aparato de luz pulsada a distintos tipos de piel y de pelo. Incluso estando bronceada es efectivo.
  • Al abarcar extensiones de piel mayores que el láser, se convierte en una opción perfecta para la depilación masculina ya que puede acabar con varios pelos en un solo disparo de luz.
  • Prácticamente indolora. Por lo que, si tienes la piel sensible o estás pensando en someterte a este tipo de depilación en áreas más delicadas de tu cuerpo, estas de enhorabuena. 
  • Existen opciones para usar un dispositivo de luz pulsada en casa con todas las garantías de seguridad.
error: